Exceso de Gases??

Una de las claves de toda alimentación saludable es priorizar el consumo de alimentos de origen vegetal. Sin embargo, hay algunos que pueden generar ciertos malestares digestivos (hinchazón, ruidos, dolor) y, sobre todo, gases.  Las molestias digestivas ocurren porque nuestra flora intestinal no está acostumbrada a tomar esa dosis de fibra, pero en cualquier caso, estos síntomas son normales, y transitorios, pero también deseables, porque son la prueba de que nuestra flora intestinal esta trabajando de forma correcta. A continuación detallo unas recomendaciones que espero te pueden ser de gran utilidad.

Debemos evitar: 

Comer el pan caliente recién horneado cuando lo compramos. Ya que aún puede estar activo el proceso de fermentación de la levadura y producir gas. Sí lo podemos tostar en casa una vez se ha enfriado.
Comidas fuertes o demasiado contundentes que sean de digestión difícil y lenta.
Fritos, rebozados y guisos ricos en grasa.
Verduras flatulentas: alcachofas, col, coliflor, brócoli, coles de Bruselas, pimientos. En función de la tolerancia de cada persona también habría que vigilar con la cebolla, el ajo y los puerros.
El café y el té.
Bebidas con gas.
Las bebidas alcohólicas. Hay bacterias que utilizan el alcohol para alimentarse y el fermentan produciendo gases. Consumir alcohol puede llegar a multiplicar por 1.000 el número de bacterias que producen ventosidades.
La bollería.
Edulcorantes artificiales. Hay que vigilar con el consumo de alimentos edulcorados con manitol, xilitol y sorbitol que pueden provocar que se altere la flora intestinal.
Consejos fáciles para eliminar los gases:

Cocinar muy bien la pasta, evitar comerla “al dente”.
Tomar infusiones de menta, anís, salvia, hinojo, comino, canela, manzanilla y cardamomo.
Comer yogur como postre después de las comidas.
Comer las legumbres sin piel. Por ejemplo, las lentejas naranjas o rosadas que ya vienen sin piel y van muy bien para preparar cremas, sopas o purés. También se pueden pasar los garbanzos por pasa-purés y preparar un humus.

Cocina bien las legumbres. Si las hierves abundantemente y dejas que reposen una hora en el agua de cocción no producirán tanto gas en tu intestino.

Distribuye tus ingestas. Es mejor que dividas tus comidas en seis veces al día que en dos. Tu intestino agradecerá que la fibra le llegue poco a poco.
Comer las frutas peladas.
Consumir piña y papaya. Contienen enzimas digestivas que facilitan el trabajo en nuestro tracto gastrointestinal.
Consumir alimentos integrales, pero se deben introducir en alimentación diaria de forma progresiva.
Hay otros factores a tener en consideración:

Comer despacio y masticar bien.
No hablar mientras comemos y comer con la boca cerrada para no tragar aire.
Evitar comer con malas compañías o en un ambiente tenso.
Procurar no comer más de la cuenta, es decir, raciones más grandes de lo que deberíamos comer.
Si notamos aire en el estómago después de comer intentar eructar para eliminarlo.
Hay fármacos que provocan gases.
Descartar que haya alguna intolerancia alimentaria.

Eliminar los gases por completo no es posible ni adecuado, pero sí es conveniente seguir las recomendaciones citadas anteriormente.

Gracias por leer…..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s